Skip to main content

Desde hace años, el sector hotelero ha ido experimentando una transformación digital para adaptarse a las necesidades de los clientes con el fin de mejorar su experiencia.  Una mejora que también repercute en el hotel ya que supone optimizar recursos, consiguiendo incrementar su rentabilidad. La tecnología RFID (identificación por radiofrecuencia) llega a los hoteles para quedarse, de la mano de la ‘start up’ castellonense Easygoband, que logra la digitalización de la empresa hotelera con el fin de aumentar el número de huéspedes, conseguir un mayor control y aumentar los ingresos.

 

DATOS CLAVE

A través de una pulsera (u otro soporte), la identificación del cliente de forma individual y segura, permite al hotel conocer y registrar todos sus movimientos con el objetivo de mejorar la gestión de su actividad. Así, además de saber en qué habitación se hospedan, con esta innovadora herramienta, podemos tener información clave como sus perfiles en redes sociales, su bebida favorita o el gasto medio diario que este realiza, entre otras cosas.

 

 

OTROS BENEFICIOS DE LA TECNOLOGÍA RFID/NFC PARA EL SECTOR HOTELERO

Gracias al pago cashless, el hotel incrementa la seguridad en sus procesos de pago. La pulsera se convierte en un monedero virtual que puede recargarse a través de dispositivos como el móvil. El control de accesos, asignando permisos a las diferentes áreas del hotel y obteniendo un registro de actividad del huésped; el de afluencias o el de reservas son otros procesos que pueden controlarse de una manera óptima. Y es que la tecnología RFID permite eliminar el fraude en el sector hotelero debido al control de stock de pulseras y de material.

Es un hecho que el sector turístico seguirá cambiando, pero gracias a la transformación digital, la adaptación a las necesidades de los huéspedes es mucho más fácil y más rápida.

Leave a Reply