• Blog
  • Las cuatro ventajas del Business Intelligence para hoteles

  • 12/04/21

¿Te imaginas poder tener a tu disposición un amplio abanico de información sobre la evolución de tu negocio a tiempo real y a un solo click? Ahora es posible conocer los hábitos de nuestros huéspedes, detectar las necesidades internas del alojamiento en un momento determinado y hasta poder anteponernos a las demandas del futuro. Y todo ello gracias a la tecnología Business Intelligence (BI), una herramienta con la que se hace más evidente que nunca que la información es poder. Y es que todos esos datos que se pueden recabar facilitan una toma de decisiones más rápida y efectiva, una mayor eficiencia en las operaciones y, en definitiva, un aumento de la rentabilidad. Te contamos cuáles son las ventajas del Business Intelligence para hoteles.

En qué consiste el Business Intelligence y qué ventajas ofrece

Cada vez son más las empresas del sector hotelero que apuestan por la digitalización de su negocio. Un porcentaje que ha aumentado de manera considerable en el último año motivado por la búsqueda del ‘contacto cero’. El BI nace como una herramienta tecnológica que no solo permite organizar la estructura general y operativa de tu hotel, sino que además ayuda a mejorar la estrategia de ventas, el marketing y la experiencia del huésped. 

Así lo explica Benjamín Garcés, CEO de Easygoband, quien recalca que el Business Intelligence “es una valiosa herramienta para lograr transformar la información en conocimiento con el objetivo de mejorar el proceso de toma de decisiones en una empresa”. Es por ello que, en la coyuntura actual, el BI se erige como una de las estrategias más fiables a la hora de recabar diferentes datos y, con ellos, poder llevar a cabo decisiones eficientes, anticiparnos a futuras necesidades y disminuir, por ende, las posibilidades de fallar en esas determinaciones, entre otras cosas.

A continuación, te enumeramos las cuatro ventajas de apostar por el Business Intelligence en tu hotel:

  1. Control de datos: Los datos del negocio se encuentran perfectamente controlados y son accesibles de manera inmediata, lo que facilita un gran caudal informativo para realizar buenos análisis previos a la toma de decisiones. Esta información también permite poder realizar una comparación de la situación actual con la de unos meses atrás y, cómo no, poder hacer previsiones reales a largo plazo, cribando así la posibilidad de errar. Y es que recibes una ‘foto’ dinámica de la situación real de tu hotel mucho más certera y aprovechable. 
  1. Eficiencia: La toma de decisiones se lleva a cabo de una forma mucho más consciente, fiable y eficaz, pues la información que se obtiene es 100% transparente y real gracias a la tecnología Business Intelligence. Y es que las posibilidades de errar a la hora extraer la información desaparecen. De esta manera, es mucho más fácil cruzar datos y llegar a conclusiones e interpretaciones que sean verídicas, lo que se traduce en una mayor eficiencia.
  1. Ahorro de tiempo: La obtención de información es, sin duda, una ardua tarea ya que esta suele estar completamente desfragmentada por departamentos y cuesta, ya no solo compararla para basar la toma de decisiones en datos reales, sino también obtenerla y recopilarla. Pero no con el uso del Business Intelligence. La utilización de esta innovadora herramienta comporta un sustancial ahorro de tiempo: con ella tenemos a nuestro alcance cualquier dato que necesitemos a un solo click y en cualquier momento y lugar.
  1. Mejora de la experiencia del huésped: Gracias a la digitalización de las acciones que realiza el huésped, estas quedan registradas, con lo que tendrás la posibilidad de conocer y analizar los hábitos de consumo de tus clientes para mejorar su experiencia de usuario, lo que se traduce en un aumento del consumo.

Como hemos comprobado, el Business Intelligence no sirve únicamente para compilar datos y relacionarlos en busca de soluciones o estrategias correctas, sino que lo hace de forma inteligente, discriminando errores, cribándolos de la manera adecuada y convirtiendo sus informes en verdaderos puntos de partida útiles para la posterior toma de decisiones. Todo ello para mejorar la eficacia en los procesos y aumentar la competitividad de tu negocio. Y es que los datos son un factor clave para poder tener el control de nuestro negocio, pero lo más importante es saber cómo hacerlo. Y el Business Intelligence nos facilita esa tarea.