Skip to main content

Si hay algo que caracteriza a nuestra sociedad es la cultura del cambio y la inmediatez. El aquí y el ahora son dos términos que están muy presentes en nuestro día a día. No es de extrañar, pues, que con las transformaciones sociales –unido a cómo la pandemia ha variado, en gran parte, nuestro día a día tal y como lo conocíamos—surjan nuevas maneras de relacionarse y de consumir. 

Muestra de ello son los métodos cashless que han irrumpido con fuerza en los últimos años en grandes eventos, como festivales, conciertos y estadios, revolucionando el sector del ocio. Se trata de un sistema que hace uso de la tecnología NFC (Near-Field Communication o comunicación de campo cercano) o RFID (identificación por radiofrecuencia) a través de un soporte físico, como puede ser una pulsera o tarjeta, para efectuar los pagos dentro del recinto.

Aunque es cierto que las soluciones más conocidas dentro de los pagos contactless y cashless son las anteriormente mencionadas a través de tarjeta, pulsera u otro wearable con tecnología NFC, actualmente las posibilidades son mucho más amplias, ya que las compras en festivales y eventos pueden hacerse sin renunciar a ninguna forma de pago a través del uso de un TPV inteligente que hemos desarrollado en Gofun, que permite procesar todos los medios de pago (NFC, tarjetas bancarias, teléfono móvil e incluso el propio efectivo) en el mismo dispositivo.

Un amplio abanico de opciones que se traduce en una reducción de tiempos de espera y en un aumento del tiempo de consumo y disfrute.  Ya que gracias a esta revolucionaria innovación en el sector se puede disponer de información detallada en tiempo real, de una mayor flexibilidad y comodidad en los pagos y, a su vez, de un refuerzo en la seguridad para asistentes y trabajadores.

¿Cómo funciona?

El funcionamiento del pago por dispositivo NFC en eventos es sencillo. El usuario tan solo tiene que ponerse la pulsera o tener a mano la tarjeta (en la que se incorpora un pequeño dispositivo) para utilizar ambos soportes como método de pago en los distintos servicios. El personal autorizado, a través de un terminal móvil o TPV inteligente, lo escanea y, de esta forma, pagas tu producto o consumición. 

En el caso del uso de la tarjeta bancaria y teléfono, se trata de un proceso ampliamente conocido: simplemente habría que acercarlos al TPV como hacemos habitualmente en nuestra vida cotidiana, esperar que nos confirmen que la operación es correcta y  listo.

Las 10 ventajas de apostar por el pago cashless en eventos

A continuación, te enumeramos algunas de las ventajas de apostar por la tecnología cashless con la que nos queda muy claro por qué se ha convertido en el método de pago favorito en los eventos:

  1. Información en tiempo real:

     Optar por el pago cashless permite a la empresa tener un mayor control de todo lo que sucede aquí y ahora. Cuánto gasta de media un usuario, qué productos se consumen más y cuáles menos o en qué momento del evento incrementa el gasto son algunos de los datos que se pueden consultar en tiempo real. Una información que ayuda en la toma de decisiones y que es vital para optimizar recursos en el futuro, adelantarse a imprevistos y a conocer mejor a los clientes. 

  1. Reducción de colas y esperas:

    La inmediatez del pago con dispositivo NFC o a través de un TPV que permita todos los tipos de pago logra reducir considerablemente las colas que se forman en las barras de los festivales o conciertos y, por ende, también los tiempos de espera del usuario. Y es que al eliminar el proceso de buscar la cartera, sacar el dinero, esperar el cambio… La transacción dura, apenas, un segundo al hacerla ‘a golpe’ de muñeca o con tarjeta bancaria, evitando posibles aglomeraciones.

  1. Mayor seguridad y control:

    La digitalización del pago aporta una mayor seguridad a la transacción, pues se elimina la posibilidad de que se produzca un error, tanto en el pago como en el cobro. Asimismo, el pago cashless disminuye el riesgo de pérdidas, robos o hurtos, pues este tipo de soportes tienen integrado un sistema anti-hurto, con saldo nominativo, que evita que en caso de robo o pérdida otra persona pueda hacer uso del saldo. 

  1. Aumento del consumo:

    El sistema de pago a través de weareables, tarjeta bancaria o móvil, entre otros, revierte en un aumento del consumo de los asistentes al evento. De hecho, en los últimos años el consumo en barra en eventos como festivales o conciertos ha aumentado. Y es que esta herramienta ofrece al usuario mucha más comodidad a la hora de realizar el pago. Asimismo, el usuario puede recargar su dispositivo en puntos habilitados o, simplemente, desde su móvil.

  1. Mejora de la experiencia del usuario:

    La reducción de las esperas en las barras y en otros servicios que ofrecen eventos multitudinarios como conciertos o festivales aporta una mayor tranquilidad al asistente. Un aspecto que se traduce en una mejora sustancial de la experiencia del usuario al poder invertir su tiempo en disfrutar de la experiencia del evento.

  1. Potencia tu marca:

    El hecho de contar con un soporte como el caso de una pulsera o tarjeta para realizar los pagos se convierte en un elemento de branding con el que potenciar tu marca. De hecho, son muchos los amantes de los festivales que, al concluir el evento, guardan la pulsera como recuerdo de esa inolvidable vivencia. En este sentido, se trata de un weareable totalmente personalizable para acercarlo al máximo a tu imagen de marca.

  1. Más funcionalidades y eventos:

    El pago cashless puede utilizarse en infinidad de eventos, ya sean festivales y conciertos, así como en estadios, ferias, markets, discotecas o salas, entre otros. Y es que la cantidad de funcionalidades, usos y soportes que ofrece esta tecnología hace que pueda ser adaptable a todo tipo de espacios.

  1. Control de accesos:

    Además de poder realizar el pago de manera inmediata y rápida, este método puede aprovecharse para asignar diferentes permisos y pases de entrada. Todo ello con el objetivo de mejorar el control de los accesos tanto de los asistentes como del propio personal o de los invitados al mismo. Así, los asistentes pueden acceder de forma más eficaz y segura a las diferentes zonas, como puede ser la zona VIP, la sala de prensa, el backstage…

  1. Productos exclusivos:

    La tecnología cashless permite crear, antes de asistir al evento, una cuenta personal en la que, además de poder recargar el dispositivo NFC, el usuario tiene acceso a beneficios, como pueden ser descuentos, artículos promocionales exclusivos o cupones, entre otros. 

  1. Operaciones offline:

    A diferencia de las tarjetas de crédito, los pagos cashless no precisan de conectividad a internet para realizar la transacción, por lo que si apuestas por esta tecnología te aseguras la eficacia al 100% del servicio de pagos y cobros. 

En este sentido, no es de extrañar que cada vez más eventos apuesten por el método de pago cashless, una tecnología que aporta numerosos beneficios, tanto para la empresa como para el propio asistente, transformando de principio a fin la experiencia del evento. Y todo ello, con un solo movimiento de muñeca. 

 

Leave a Reply